Desposicionar una página web

Desposicionar una web es algo que, por mi parte, no considero ni ético ni poco ético, todo depende de la página a desposicionar.

Eliminar un resultado de Google
La idea es desplazar uno de los resultados que aparecen en Google (o MSN, Bling o Yahoo!) a la segunda o tercera página de resultados.
No hay que confundir esto con la intención de eliminar un resultado propio de Google, para lo cual el procedimiento es totalmente distinto. Si se quiere quitar un resultado de Google de nuestra propia web, lo más recomendable, es utilizar las herramientas de Google Webmasters Central.

Quitar a la competencia

Esto no lo he hecho nunca, pero no se puede decir ‘de este agua no beberé’, así que prefiero no prometer no hacerlo. Es este caso, la intención es molestar a la competencia, más que conseguir superarlos, y no me parece ético, con un excepción.

El SEO es conseguir poner a una empresa un poquito más arriba cada día, así que únicamente en el caso de que la competencia esté justo encima nuestro no veo porqué no se desposicionarla un poco para pasar por delante de ellos. No es cuestión de mandarlos a la segunda página, pero se puede aprovechar esta técnica para bajarlos un poquito, lo justo para que pasemos a estar más arriba.

Reputación online
Un caso donde sí trabajo desde Consultores Valencia, es la gestión de la reputación online, eliminando un resultado que daña la imagen de la empresa al realizar una búsqueda por un término relacionado con esta.

Pongamos que alguien escribe un artículo, a lo cual tiene todo el derecho, sobre una empresa, y Google, vete a saber por qué, lo pone al ladito del resultado que dirige a la web de la empresa, con la consiguiente mala publicidad para la compañía.

Creo que es totalmente lícito que la empresa contrate los servicios de un SEO para desposicionar una página web que le da mala imagen, llevando este resultado a la segunda o tercera página.

¿Facil o dificil?
La técnica es sencilla, que no es lo mismo que decir que se hace en 5 minutos, porque es muy simple. Si el resultado a desposicionar aparece en la posición 3 el trabajo SEO consiste en posicionar los otros 7 resultados que hay por debajo, a fin de que lo sobrepasen.

Vamos, más o menos como multiplicar el trabajo SEO por 7.

Es cierto que tenemos la ventaja de que nos da igual qué páginas posicionamos, el orden en que se colocan, etc., porque lo único importante es pasar por encima del resultado no deseado.

Por otro lado corremos el peligro de posicionar algunos de los 7 resultados por encima del propio cliente, en cuyo caso habría que ver como se resuelve, aunque a mi no me ha pasado todavia.

El coste de desposicionar una página
Se puede hacer por un precio fijo, en función de la competencia del término, según el potencial económico del cliente (no voy a cobrarle lo mismo a Telefónica que a Curtidos Jimena), pero suele rondar los 1.500 – 3.000 € para llevar un resultado a la segunda página.

Hay que destacar que este trabajo requiere un pequeño mantenimiento, porque en unas semanas o meses, el resultado comienza a aparecer de nuevo, subiendo poco a poco desde la posición 10 hacia arriba. Bastará otra acción similar cuando el resultado llegue a posiciones molestas para devolverlo a la segunda página.

También han habido clientes que han preferido no gastarse tanto dinero y han contratado pasarlo a la posición 5, por debajo de la linea de pantalla, pero siempre me pareció un poco miserable, porque si tienes mala imagen, hacer algo así de cutre no es que la mejore demasiado, pero quien paga, manda.

Los comentarios están cerrados.